Camin-arte

Empecé a caminar mucho de adolescente. Iba andando al colegio situado a unos veinte minutos de casa y recorría el camino cuatro veces por día. Vivía rodeada de frutales y especialmente de manzanos. Parar para elegir una manzana, dulce y jugosa me parece hoy día un lujo que tuve la suerte de poder disfrutar! El…